Secretos de Estado: NO, Información Policial-Judicial Clasificada: SÍ

Estándar

Ticoblogger Tema Sugerido: ¿Debe el Estado costarricense tener secretos?

La respuesta según la humilde opinión de este Tráfico es sencillamente NO. No porque es una peligrosa herramienta legal, que permitiría ocultar actos de corrupción o grandes errores cometidos por uno o varios miembros de un gobierno.

Con algunas excepciones, la mayoría de la clase política ha demostrado la rapidez y facilidad, con la que prostituye este tipo de normas que evitan los controles establecidos. Claro ejemplo de lo anterior, es la utilización de contrataciones directas de Instituciones Autónomas (Racsa-Cámaras MOPT) y los famosos decretos de emergencia (La Choritrocha). Entre menos y más allegada sea la gente que maneja cierta información, más se presta para tentar a quienes gozan de estos privilegios.

Costa Rica renunció hace muchos años a su ejército, por lo que mantener prácticas militares o de inteligencia militar, como los Secretos de Estado, justificando estos con el riesgo de la Seguridad Nacional, resulta más que innecesario. Simplemente, no tenemos la capacidad de defendernos de ningún ataque. Si esto sucede, dependemos de la ayuda de algún país amigo para liberarnos de la amenaza.

Contamos con una estructura policial civilista, donde las prácticas militares se han ido extinguiendo con el paso de los años desde la abolición. Supongo que no seré el único policía que no estaría dispuesto a pelear en clara desventaja, contra un país vecino, con un ejército entrenado, con soldados que siguen órdenes a ciegas, simplemente por la incompetencia de la Presidente y su Canciller, en el manejo de un conflicto. El enemigo más peligroso que hemos tenido desde hace dos años, ha sido nuestro propio Gobierno.

Parafraseando a Julio Córdoba, por haber renunciado al ejército, debemos renunciar a cualquier práctica militar y presumir de democracia realmente transparente, sin secretos o negociaciones ocultas.

Por otra parte, hay información delicada, que no puede ser publica hasta cierto punto. Me refiero a la información policial o judicial, propia de investigaciones o pesquisas judiciales activas. Es obvio, que informar públicamente sobre los detalles y el avance de una investigación, sería como prevenir a las organizaciones criminales y delincuentes. Una vez emitida una sentencia, no toda la información debería ser de acceso público, se debe proteger el nombre de los jueces, fiscales, investigadores o cualquier otra persona que pueda en un futuro, ser víctima de persecución o venganza, dependiendo de la gravedad de los delitos y la peligrosidad de los delincuentes. Esta sí debería ser considerada como información clasificada y restringida, accesible únicamente para personas implicadas.

Creo que la Ley de Delitos Informáticos tiene cosas buenas, pero debe ser corregida. Se debe eliminar la protección de secretos políticos y castigar a quienes divulguen datos que puedan entorpecer procesos judiciales.