¿Es mucho pedir?

Estándar

image

Pido que nombren a un Policía de Tránsito de carrera, un tráfico de corazón, que ame este uniforme y a esta Institución.

Que sienta pasión por cada víctima en carretera y que se ponga a trabajar con nosotros, que se sude el chaleco, que moje la capa.

Que haya sentido esa adrenalina al escoltar una ambulancia, que le haya metido un empujón a una moto en fuga, que se haya apañado con un conductor borracho.

Que le haya tocado regular toda una guardia cubriendo una manifestación, que la haya palmado poniéndose al día con los planos.

Que lo hayan madreado en un cierre y que sepa lo que es tragar humo de carro más de 8 horas al día.

¿Es mucho pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *