Municipios tienen luz verde para asumir sus problemas viales

Estándar

Con la entrada en vigencia de la nueva Ley de Tránsito No.9078, se abre una puerta para que cada Municipalidad tome cartas en lo que se refiere a sus problemas viales locales. Con problemas viales me refiero a presas, vehículos mal estacionados, cobertura de eventos deportivos/culturales y otras necesidades, que la Policía de Tránsito no está actualmente en capacidad de atender cabalmente.

La nueva legislación autoriza a los Municipios a invertir en la implementación de una Policía de Tránsito Municipal:

“ARTÍCULO 214.- Inspectores municipales de tránsito

Sin perjuicio de las labores ordinarias de la Policía de Tránsito, en cada cantón podrá investirse a policías municipales como inspectores de tránsito municipal, previo cumplimiento de los requisitos establecidos por la Dirección General de Tránsito para la designación de sus inspectores. Para ello, el alcalde del municipio respectivo deberá presentar la solicitud ante la Dirección General de Tránsito, órgano que deberá resolver la solicitud en el plazo de veinte días hábiles.

Los inspectores municipales de tránsito podrán confeccionar las boletas por infracciones contempladas en los artículos 96, 143, 144, 145, 146 y 147 de esta ley.

Las autoridades municipales investidas deberán cumplir las disposiciones, las obligaciones, los protocolos y el ámbito geográfico de competencia territorial debidamente demarcado mediante señalización vertical y definido por la Dirección General de la Policía de Tránsito, así como con la reglamentación respectiva.

Las boletas de infracción que se confeccionen fuera de dicho ámbito de competencia territorial carecerán de validez y serán anuladas de oficio por el Cosevi.

El avituallamiento de este cuerpo policial corresponderá a la municipalidad respectiva.”

Además, la nueva normativa le da una fuente de financiamiento a los Gobiernos locales, para invertir en proyectos de Seguridad Vial y propiamente en el cuerpo policial municipal de tránsito:

“ARTÍCULO 234.- Destinos específicos de las multas

De las sumas recaudadas por concepto de multas por infracciones, que señala el inciso c) del artículo 10 de la Ley N.º 6324, Ley de Administración Vial, de 24 de mayo de 1979, y sus reformas, el Cosevi realizará, semestralmente, las siguientes transferencias de las sumas netas recaudadas una vez descontadas las comisiones que se pagan a los entes autorizados por la recaudación de las multas y sus accesorios.

(…)

d) Un cuarenta por ciento (40%) del monto de las multas que hubiesen sido confeccionadas por los inspectores municipales de tránsito producto de las infracciones definidas en esta ley, será transferido a la municipalidad donde se confeccionó la boleta. Estos montos se destinarán a inversión de capital en el fortalecimiento de la seguridad vial y el financiamiento del programa de los inspectores de tránsito municipal.”

Si las Municipalidades asumieran parte o la mayoría de sus problemas viales locales, la Dirección General de Tránsito podría concentrar sus recursos en las Rutas Nacionales Primarias, aumentando controles y vigilancia, en donde mas ocurren accidentes fatales. Así funciona en muchos países desarrollados.

De interés:

Reglamento para el funcionamiento de los cuerpos especiales de
Inspectores de Tránsito

¿Ustedes que opinan?